Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Violencia de género 5

Violencia de género 5

.

.

.

……….  4º. Violencia máxima, con ánimo de quitar la vida.   Violenia de género 5

……….   Los motivos para una acción violenta en grado extremo pueden ser por una negativa de la víctima a alguna exigencia del violento, o por algo que él ha interpretado como una negativa, sin serlo realmente.

(El artículo 4 entero, en el siguiente enlace: https://www.sofiaoriginals.com/violencia-de-genero-4/)

.

……….   Importa poco, porque ya hemos visto que incluso la persona con “trastorno bipolar” – a la que situamos en el segundo escalón, no en el cuarto – ya tiene un motor propio para excitarse. No hace falta que le falten en nada; cualquier detalle, cualquier gesto, ella lo considera una provocación.  

……….   A un violento desatado no le hace falta ningún motivo real para llegar al paroxismo del furor, que él siempre tiene pronto a dispararse, y cometer cualquier salvajada. No todo el mundo tiene un arma de fuego en su domicilio, pero en todas las cocinas hay cuchillos. Y esos instrumentos de cocina suelen usar los asesinos de sus parejas.

……….   No nos detendremos más en detalles que no deseamos ni mentar. Sólo nos queda hablar de algunos medios que tal vez se podrían poner en marcha para procurar cortar esa sangría de mujeres asesinadas por sus parejas o ex–parejas.

.

Violencia de género 5   El hogar de un agresor.  Violencia de género 5

Violencia de género 5

.

……….   Propuesta.   Violencia de género 5

……….   Bien está la educación a los niños desde pequeños en Escuelas y Colegios sobre la igualdad de derechos de los dos sexos. Pero el cambio de mentalidad lo tienen que dar los muchachos de 16 y 17 años. Y a ésos no se les puede hacer cambiar de forma de pensar tan fácilmente. Han llegado a considerar normales ciertas demostraciones de desigualdad y es muy fácil que crezcan y se hagan adultos manteniendo tales convicciones sobre la desigualdad real en la vida. La mentalidad del tigre de que hablábamos antes.

……….   También es acertado recalcar que la educación para la vida es responsabilidad de los padres, que son los que tienen que preparar a sus hijos, sobre todo a sus hijas, para los problemas que se encontrarán en la vida. Y ello aprendiendo de qué les sucedió a sus padres y de qué vieron alrededor. Y que el Colegio no suple, ni sustituye, el trabajo de los padres en ese campo.

……….  Pero cuando hay que recurrir a un colectivo casi infinito para poner en marcha ciertas medidas, es seguro que una parte de de ese colectivo las seguirá y otra parte no despreciable no las seguirá. Y como aquí estamos tratando de evitar que el arrebato de un descerebrado acabe con la vida de su pareja, bastará ese porcentaje de personas que no siguen las instrucciones para alimentar el filón de los energúmenos que sojuzgarán a su víctima y terminarán con su vida en la cocina de su casa. Porque no habrá sólo 50 familias en todo el país que no sigan las instrucciones, serán millares. Y cualquiera de ellas va a producir un nuevo energúmeno que aumente la lista de mujeres asesinadas por el mero hecho de serlo. 

……….  Para resolver un problema que puede afectar a muchas personas, que se puede dar en cualquier punto de la geografía de la nación, no funciona- o funciona mal – recurrir sólo a toda la nación en general. Las estadísticas lo muestran. Allá donde haya un punto rojo, allá hay que actuar, localmente, puntualmente. Y tendrán de actuar las personas que saben que allá hay un punto rojo, de peligro.

……….  Hemos visto que desde el escalón segundo, el vecindario se entera de que, un tabique más allá, hay una situación de posible o futuro peligro, hay un probable punto rojo futuro. Tienen que actuar, avisando a la familia de la víctima de lo que ellos oyen, desde cuándo lo oyen, cuántas voces intervienen, a qué volumen, todo lo que sepan. Y tendrán que alertar a las autoridades municipales, al Departamento de ayuda a la mujer. Allí saben lo que deben hacer para ayudar.

……….  Si el vecindario, si la familia, si las autoridades municipales, si las autoridades judiciales del país dejan a la víctima reducida a sus propias fuerzas, ya sabemos que éstas han sido reducidas por una constante labor de zapa durante años. Y que no hay en esa víctima fuerza suficiente para rebelarse y denunciar. Del orden del 80% de las mujeres asesinadas pr sus parejas o ex-parejas no denunciaron la violencia a que estaban siendo sometidas … Sólo el 20% lo hicieron. Falta divulgar la estadística de mujeres que denunciaron y no fueron asesinadas …

……….  Otro día hablaremos del dinero necesario para apoyar la defensa de la futura víctima.

.

.

.

Violencia de género 5  Violencia de género 5  Violencia de género 5  Violencia de género 5  Violencia de género 5  Violencia de género 5

Violencia de género 5  Violencia de género 5  Violencia de género 5  Violencia de género 5  Violencia de género 5  Violencia de género 5

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *