Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Aclarando conceptos 2

………. «Aclarando conceptos 2» describe con claridad la diferencia entre Maestro (sofos en griego), científico, como lo fue Aristóteles, y abogado (sofista en griego). Tengo para mí que sofista era el que se las daba de sofos sin serlo.

.

 © Copyright  Fernando Conde Torrens, el 10-9-2.005

.

……….Al poco tiempo de lo sucedido y referido en el artículo anterior, aparece en escena Sócrates (-469-399). Estamos en el siglo V AEC. No tengo seguridad de con quién aprendió, tal vez fuera autodidacta y se nutriera sólo de los escritos que habían dejado los Maestros anteriores a él, que también así se puede llegar arriba. El hecho es que en su madurez, Sócrates enseña el Conocimiento, o cómo ser feliz en vida, en Atenas. No pocos de sus alumnos, o “prokoptes”, son jóvenes, por aquello de que la juventud es curiosa y tiene ganas de aprender.

……….En su tiempo, la clasificación vigente, en esto del Conocimiento, seguía siendo la de “idiotes”, “prokoptes” y “sofos”. Y sus alumnos “prokoptes” le llaman a él “sofos”. Esto parece que hirió la sensibilidad de Sócrates e inventó un subterfugio que iba muy bien con el temple democrático y maternal que tenía Sócrates.

……….Y un buen día dijo Sócrates a sus alumnos:

……….– “No me llaméis más “sofos”, aquí ya no hay “prokoptes” y “sofos”. Todos buscamos la Sabiduría (Sofía), todos somos «buscadores» o amigos (filo) de la Sabiduría (Sofía), por tanto todos practicamos la “Filo-Sofía” y todos somos igualmente “filo-sofos, buscadores de la Sabiduría”.

……….Profesor y alumnos desde ese día se llamaron “filósofos” en lo externo, aunque nadie se hacía ilusiones y cada cual sabía muy bien dónde estaba. Y pasan otros 800 años. En ese tiempo, varios alumnos de Sócrates llegan a “sofos” y fundan sus Escuelas. En un libro que tengo escrito, «La estela socrática», estudio esa época. Cuando se publique, lo citaré como referencia. Alumnos “prokoptes” que acuden a las escuelas de Atenas, Megara y Elis parece que serán Zenón de Zitio, Pirrón de Elis y Epicuro, quienes a su vez fundarán las Escuelas estoicas, escéptica y epicúrea.

……….No estoy seguro de si en tiempos de Sócrates o algo antes, comienza a surgir una profesión nueva, la de los modernos abogados, defensores profesionales de causas litigiosas. Mi humilde diccionario VOX da como acepciones de «sofista«, entre otras, orador, retórico; pseudo-filósofo. Porque el “sofos” defiende el Conocimiento, la Verdad universal. El sofista defiende la causa del que le paga. No se le podía llamar “sofos”, por más que parezca que siempre tiene razón, y, no sin ironía, se le llamó “sofista”. Tengo para mí que “sofista es a “sofos” lo que «listillo» es a «listo», o lo que «sabiondo» es a «sabio». Es un término despectivo, una caricatura. De modo que hay un oficio más, “sofista”, el abogado moderno, dicho sea sin retintín.

……….Con el tiempo, las Escuelas adquieren renombre y se convierten en toda una institución, de modo que un Maestro, o “sofos”, rige cada Escuela hasta su muerte y cuando se ve en vísperas de la marcha, llama a otro ex “prokoptes” devenido en “sofos”, para que se haga cargo de la dirección de la Escuela, donde se sigue enseñando lo mismo que enseñaba Sócrates y los “sofos”, lo pongo en singular, anteriores a él.

……….Sigue sin haber confusiones y las cosas marchan razonablemente bien. Tan bien que hasta los Emperadores del siglo II de la saga de los Antoninos siguen los dictados de las Escuelas de Filosofía, sobre todo de la estoica, que se implantó con más fuerza en Roma. Repito pues que hasta inicios del siglo IV EC no había confusiones.

……….Y ahora, tema sensible, entramos en la época de Constantino, principios del siglo IV. Dejo aparte si el NT lo ordenó redactar Constantino o estaba redactado ya. El hecho es que entre Constantino y Teodosio – y en eso coinciden todos los historiadores – implantan, obligan, convierten o imponen el Cristianismo como religión oficial primero, y obligatoria después. Teodosio cierra las Escuelas de Filosofía. Basta leer los escritos cristianos primitivos, anteriores a Nicea, con independencia de quién los redactara, para comprobar que en ellos se desprestigia la Sabiduría.

……….Y no sólo eso, sino que se impone y generaliza un nuevo diccionario, que perdura en nuestro tiempo. Y ahora entro en el corazón del asunto. A Constantino y a Teodosio les molestaba la Sabiduría y la borraron del mapa. El Cristianismo se opone frontalmente al Conocimiento en la práctica. Y con ello se opone al objetivo del ser humano. Los menos evolucionados dictan las normas de la nueva educación a toda la sociedad. La nueva manera de progresar se llama sumisión, fe.

……….Desaparece el concepto de sabio, se entierra la Sabiduría, y en su lugar se promociona la fe, “creer en lo que nosotros os contamos”. A este objetivo le viene de perlas la vieja división, obra de Sócrates: No hay “sofos” ni “prokoptes”, todos somos ya “filosofos”.

……….Para completar la confusión, se unen Ciencia y Conocimiento y a todos los antiguos físicos, matemáticos, geógrafos, historiadores, e incluso sofistas, se les llama filósofos. Se confunde, con plena conciencia y aviesa intención, a los científicos con los Maestros y a todos se les llama “filósofos”. La Sabiduría ya no existe, el viejo sueño de Constantino realizado; la Verdad tampoco, el Conocimiento se entremezcla confusamente con la Ciencia, el analfabetismo esencial está servido.

. Aclarando conceptos 2

Aclarando conceptos 2

       El ocaso del Saber

. Aclarando conceptos 2

……….Ahora – por un momento voy a tirar la modestia a la basura – expondré la clasificación correcta. Las diversas Ciencias se van desarrollando y el Renacimiento es la última etapa en que a una mente humana le está permitido abarcarlo todo. A partir de Leonardo da Vinci, muy conocido porque inspiró el famoso código que lleva su nombre (?), ya los matemáticos tienen bastante con las Matemáticas y los físicos con la Física. Todos ellos pasan a ser científicos, operarios de las Ciencias, que ya están separadas.

……….Vamos al mundo de las ideologías. Dado que han desaparecido las Escuelas, donde enseñaban los que sabían, los Maestros, sólo se puede aprender la “inexistente” Sabiduría en plan autodidacta, leyendo los pocos libros que escapan a los destructores de libros (biblioteca de Alejandría y otras muchas). Otras personas comienzan a elucubrar por su cuenta: Son los pensadores. Leen algo de no saben bien quién, piensan en su confusión saber algo o ver claro algo …  y van y lo escriben. Son simples pensadores. A éstos, los maestros de la desalfabetización también les llaman filósofos. Así se incrementa la confusión.

……….Pues bien, realmente, los profesionales de las Ciencias son los científicos. En el mundo de las ideas, hay pensadores, los más, y Maestros, poquísimos. Los primeros piensan, los segundos saben. Los primeros pertenecen al viejo género de los “idiotes” o de los “prokoptes”, según su grado de acierto. Los Maestros modernos o actuales son los herederos y continuadores de los viejos Maestros griegos y, como ellos, no se equivocan nunca. He ahí la pequeña diferencia. Una lista de obras de Maestros contemporáneos aparece en este enlace.

……….Y así son las cosas, por mucho que nos pese o que no las entendamos. Por mucho ruido que hagan. Por muy “asnoalfabetos” que pretendan que seamos. Por muy manipulados que fuéramos en la infancia, edad dorada para los manipuladores, cuando los bípedos carecemos de defensas y lo tragamos todo.

……….Por poner un ejemplo, Sócrates era un Maestro de Sabiduría, por más que su método de divulgarla fuera hacerse el “tonto” y dialogar con el objetivo en plan compadre. Platón fue un “prokoptes” de los que no llegó a “sofos”. Su mérito fue dejarnos abundante literatura con las enseñanzas del Maestro, que no es poco. (Inciso astuto para decir que Platón, respetuoso, no deificó a Sócrates, ni le adjudicó milagros. De haberlo hehco, los buenos «prokoptes/sofos» no se hubieran quedado callados). Aristóteles fue otro “prokoptes”, si bien eligió a un profesor desastroso, Platón.

……….Fundamentalmente, Aristóteles fue un científico, que, como Posidonio, trasteó en el mundo de las ideas. Ahí no pasó de pensador, si bien en el campo científico le fue mejor. Pero de ahí a pretender que nos pueda enseñar algo en el campo de la ideología … va un abismo.

……….Los enterradores de la Sabiduría ignoraron al primero y promocionaron a los dos segundos e hicieron de ellos lo más granados del saber antiguo (???????). Y ello porque ambos eran inofensivos. Hicieron eso y destruir los libros de los auténticos Maestros. Y sembrar el equívoco durante 17 siglos. Por eso, las clasificaciones y las opiniones que se hacen en miles y miles de libros sobre Filosofía adolecen de la incuria generalizada, porque prácticamente nadie sabe qué sea realmente eso de la Filosofía, definida por Sócrates. Tendrían que saber de manera vivencial qué es Sabiduría y eso “¡Uuuuhhhh …!” que decía el lobo. Algunos buenos alumnos, en su despiste, la califican de “New Age” … cuando es más viejo que andar a pie …

……….Como decía alguien, al que aún no he seguido muy bien la pista, pero que estaba en la mitad superior de la escala, “mil libros que escriban mil autores dormidos, sólo harán seguir soñando más profundamente a un millón de lectores dormidos”, citando de memoria al bueno de Gurdjieff.

……….Espero que las cosas hayan quedado claras. Caso de que no, atrévase el lector a llevarme la contraria y sabrá lo que es bueno. Frase, evidentemente, escrita en broma. Las discrepancias serán bien recibidas y darán origen a jugosas Tertulias. Gracias de antemano a los eventuales invitados.

……….Nos queda por ver una muestra más de ingenio en la Grecia antigua, obra de personas dedicadas a las Ciencias. Porque el ingenio, dado que es “inventar algo con rapidez y facilidad”, es algo que está bastante alejado del Conocimiento, que tiene, como decía Demócrito, “una manera de conocer más fina”. Descartes, siglos más tarde, dirá que se conoce de «una manera clara y distinta«. Lo malo es que de ella sólo puede hablar el que la ha catado. Y sólo se entera de qué va la fiesta el que está próximo a catarla. De ahí la supuesta «esotería».

……….Los logros en el campo del Conocimiento se logran con sangre, no con ingenio. Cuando hablo de sangre, esa sangre es metafórica. Me refiero a bastante tiempo de trabajar.

……….Lo dejamos por hoy, lector. Ya me he quedado tranquilo.

.  . Aclarando conceptos 2

Enlace al próximo día

.  . Aclarando conceptos 2

……….Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén», «La Salud» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En www.sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

 . Aclarando conceptos 2   . Aclarando conceptos 2   . Aclarando conceptos 2

 . Aclarando conceptos 2   . Aclarando conceptos 2   . Aclarando conceptos 2

 . Aclarando conceptos 2

.

.

2 comentarios en “Aclarando conceptos 2”

  1. José Miguel Martín dice:

    Escribes: «Una lista de obras de Maestros contemporáneos aparece en este enlace, (perdido, como el niño Jesús en el Templo).»
    ¿Se puede acceder a dicho enlace, o han borrado la web?
    Gracias, es de lo más interesante. Realmente los supuestos guías espirituales de la iglesia católica, la gran mayoría, van a ciegas. Si alguno tiene verdadero conocimiento es porque ha buscado/experimentado otros caminos.
    Por cierto voy por la mitad del libro: «Año 303. Inventan el cristianismo». Mis comentarios para cuando lo termine.

  2. Fernando Conde Torrens dice:

    Ya lo he corregido, José Miguel. Es http://www.sofiaoriginals.com/libros-sobre-la-busqueda/ No encontraba ese archivo.

    Son los libros sobre la búsqueda que había en mis tiempos. Supongo que en los ultimísimos años se habrán añadido alguno más, que ya no he incluído. Pero con ésos parecen suficientes.

    Entiende bien lo que le enseña Eusebio (personaje histórico) a su sobrino Eladio (personaje ficticio). Es la base de las pruebas.

    Un abrazo y bien por indicar fallos existentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *