Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Dos vías de acción contra el maltrato de género

Dos vías de acción contra el maltrato de género

.

.

.

……….   El artículo anterior, en el siguiente enlace:

http://www.sofiaoriginals.com/lo-que-conviene-que-se-sepa-sobre-maltratadores/

.

……….   En vista de cuanto llevamos dicho, ¿cuál es la solución, si hay alguna, para atajar la sangría que supone la situación actual en España? Aquí, y desde 2.004, se da publicidad en los medios oficiales a cada muerte sucedida por lo que aquí se llama «violencia de género», de que alguien del género masculino mate a su pareja, podría decirse que siempre del género femenino. Se entiende que la acción es debido a que un género es fuerte y el otro es físicamente más débil.  Y el más fuerte mata al débil.

……….   No hay ninguna derivación política en esta expresión. Lo digo por alguna mención que se ha hecho a estos artículos. El hecho que analizamos trasciende la política. Lo que es general se trata, al menos aquí, con criterios generales, sin derivar a otros campos más particulares.

……….   Hay, además, una razón de índole personal. No me gusta la palabra «machista». Así como «feminista», al menos en mi entorno, no tiene un sentido despectivo, de insulto, «machista» sí lo tiene. Por eso, aunque el hecho me repele, no lo califico con una palabra insultante, sino de manera neutra. En lo dicho hasta ahora ya se puede captar nuestra postura, completamente contraria a la persona que asesina a su pareja o a otra mujer que acude a una fiesta, y se le hace de noche para volver a casa: Repulsa total hacia el asesino. 

.

Dos vías de acción contra el maltrato de género

.

……….   Entrando en el campo de posibles soluciones, podemos diferenciar dos campos. El de las personas jóvenes que aún no han comenzado a tener relaciones con jóvenes del género masculino, o que apenas las han comenzado. Con este casi infinito colectivo – en el que se incluyen también todas las niñas que llegarán a esa edad – cabría una metodología de prevención. Aún estamos a tiempo de advertirlas de los riesgos y de la forma característica, obligada, de actuar del futuro maltratador. Y esa información, ese «modus operandi«, ese conocimiento de las pautas que va a emplear, pueden y deben ser conocidas por la féminas jóvenes.

……….   Pero para una parte tan importante o más del colectivo femenino actual, el tipo de advertencia de que hablamos llega tarde. Ellas ya tienen elegida pareja, tienen un hogar formado, tienen en muchos casos prole y las prevenciones llegan tarde. Ellas han caido en la trampa que les tendió su falso admirador y tienen el problema planteado en toda su crudeza. Habrá que hacer en su favor algo absolutamente distinto a la acción de prevención para las más jóvenes y todavía sin problema. Habrá que definir qué tipo de estrategia puede ser válida para las muejres con problemas de maltrato en su casa, aunque sea a nivel psicológico.

……….   Para las más jóvenes, que aún no se han comprometido de alguna manera con un maltratador, el conocimiento de cuanto se lleva dicho en artículos anteriores debe ser impartido, como asignatura en la Enseñanza Secundaria Obligatoria, nos atreveríamos a proponer. Bien están la Ética, la cultura cívica y la preparaciòn en temas sexuales. Pero, ¿acaso es menos importante la preparación para conservar una mujer su vida y no morir acuchillada?

……….   ¿Deberemos ocuparnos de lo liviano y desatender lo de grueso calibre, lo que en ciertos casos llega a ser mortal?

……….   ¿No cabe pensar que en educación cívica deben figurar capítulos que hagan ver a nuestros jóvenes, tanto ellos como ellas, prácticas impropias del género humano?

……….   Es obligatorio inculcar, tanto en ellos como en ellas, la concepción de que esos comportamientos masculinos, taimados y despreciables, con el objetivo de aislar a su pareja del entorno y someterla luego a todo tipo de violencia vejatoria, esos comportamientos son algo a evitar. Y la presión de sus compañeros es lo único que puede disuadir a algunos de ellos de seguir tal camino. La presión social del entorno es lo único que puede restar fuerza a un joven falto de respeto, de dominio sobre sí mismo y de la debida educación para la conviencia. Porque ya se ha dicho que argumentar, intentar educarles, es tiempo perdido. Están ya formados en el orgullo, en la falta de consideración y de respeto hacia todos los demás, en el desprecio hacia el resto de la humanidad, en el culto a la violencia y el complejo de superioridad con el que ocultan un profundo sentimiento de inferioridad que resucita en sus peores momentos.

.

La segunda vía, el próximo día

.

.

.

Dos vías de acción contra el maltrato de género  Dos vías de acción contra el maltrato de género Dos vías de acción contra el maltrato de género 

Dos vías de acción contra el maltrato de género  Dos vías de acción contra el maltrato de género  Dos vías de acción contra el maltrato de género 

Dos vías de acción contra el maltrato de género  Dos vías de acción contra el maltrato de género  Dos vías de acción contra el maltrato de género 

Dos vías de acción contra el maltrato de género  Dos vías de acción contra el maltrato de género  Dos vías de acción contra el maltrato de género

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *