Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Egipto antiguo 21 y Ptolomeo II Filadelfo 5

«Egipto antiguo 21 y Ptolomeo II Filadelfo 5 La Septuaginta» es el inicio de un análisis de cuándo y dónde se editaron estos libros, que son mis fuentes, en el pasado en Inglaterra.

.

© Copyright  Fernando Conde Torrens, el miércoles 7-11-2.012

 

       

     Ptolomeo II Filadelfo pasó a la Historia, entre otras muchas cosas, por ser el iniciador de la traducción al griego de las Sagradas Escrituras hebreas. A dicha traducción, que data de época ptolemaica, se la denomina «la Septuaginta«, veremos por qué.

        Se forjó una leyenda, muy del gusto de la época, sobre la fidelidad de la traducción. Dado que favorecía a los traductores, hay que suponer que la inventaron ellos. Cualquiera que haya traducido un pequeño fascículo en su vida, sabe la dificultad de realizar bien una traducción, máxime si de una obra larga se trata. Y peor aún si se trata de varias obras largas, como es el caso.

        Se trataba de lo que nosotros – con total ignorancia de lo que hacemos, volvernos cómplices de unos ladrones – llamamos el Antiguo Testamento, que, salvo error, consta de más de 50 libros; exactamente, 53, según mi primera Septuaginta. Según la segunda serán sólo 39, pero, al menos en parte, es porque este editor reúne varios libros en uno solo. Los más conocidos podrían ser el Génesis, Éxodo, Números, Levítico y Deuteronomio. Vienen luego Jueces, los libros de los Reyes, los Libros Sapienciales y los Profetas, para terminar en Macabeos.

 

Portada de mi Septuaginta más antigua, de 1.653. Tamaño 12 x 18 cm.

H PALAIA DIAQHKE KATA TOUS EBDOMHKONTA = La Antigua Enseñanza según los Setenta

Egipto antiguo 21 y Ptolomeo II Filadelfo 5

(Fuente: Colección particular. Rogerus Daniel. Londres, 1.653)

.

        Traducir fielmente del hebreo antiguo al griego antiguo (koiné) tal cantidad de libros sin cometer errores en la traducción era labor sobrehumana. De hecho, resulta imposible decidir si la traducción era o no fiel, ya que el original hebreo de donde se hizo la traducción tampoco se posee. Y los judíos siguen estudiando a ver si logran obtener el texto original y tal vez hoy en día sea posible ese trabajo, según noticias recientes recibidas.

        Un ejemplo: Se ha discutido mucho si la traducción de la palabra hebrea que designa a la esposa joven de un rey, que se tradujo por «virgen», era «virgen» y no era más bien «doncella», «muchacha joven». Y ello porque una de las «profecías» ligadas a Jesús es que nacería de una «virgen», como ya profetizó Isaías en cierto versículo de su obra, cuando hablaba de que un rey desposaría a una muchacha joven, cosa bastante normal. Y ahí está la traducción del vocablo hebreo que designa una cosa u otra. Así que está en duda de si lo hicieron bien o no tan bien.

        Pero los forjadores de la leyenda no se anduvieron con chiquitas, y dejaron correr el rumor de que se habían reunido nada menos que seis docenas de expertos en lengua hebrea y se habían encerrado cada uno en una habitación aislada, con una copia de los 53 libros cada uno. Y habían empezado a traducir sin parar, libro tras libro. Cuando los setenta y dos terminaron sus respectivas traducciones, las cotejaron todas ellas y ¡oh maravilla! todas coincidían palabra por palabra, las setenta y dos. Señal inequívoca de que Dios había inspirado a los setenta y dos al mismo tiempo. Luego los 72 quedaron reducidos a 70, pero eso es lo de menos.

        La moderna Ciencia asegura que hizo falta más de una generación para completar la traducción de todo el Antiguo Testamento. Pero no necesitamos acudir a la Ciencia para darnos cuneta de la falsedad de la leyenda. Lo curioso es que el hombre en la Antigüedad fuera tan ingenuo como para no captar que le estaban dando gato por liebre con esto de los Setenta.

        Para poder comprobar algo que diremos a continuación, necesitamos conocer las primeras palabras del primer libro de los 53 que forman la Septuaginta, del libro del Génesis.

.

Mis dos Septuagintas de Bagster, editadas entre 1.843 y 1.860. Tamaño real: 10,5 x 16,5 cm.

Egipto antiguo 21 y Ptolomeo II Filadelfo 5   Egipto antiguo 21 y Ptolomeo II Filadelfo 5

(Fuente: Colección particular. Samuel Bagster. Londres, después de 1.816)

.

        La moderna Ciencia asegura que hizo falta más de una generación para completar la traducción de todo el Antiguo Testamento. Pero no necesitamos acudir a la Ciencia para darnos cuenta de la falsedad de la leyenda. Lo curioso es que el hombre en la Antigüedad fuera tan ingenuo como para no captar que le estaban dando gato por liebre con esto de los Setenta.

        Para poder comprobar algo que diremos a continuación, necesitamos conocer las primeras palabras del primer libro de los 53 que forman la Septuaginta, del libro del Génesis. El texto dice así, traducido al castellano: «En el principio creó Dios el cielo y la tierra.«

  

Traducción en la Septuaginta de Génesis 1,1

Egipto antiguo 21 y Ptolomeo II Filadelfo 5

(Fuente: Septuaginta de Samuel Bagster)

  

        Pero esto lo seguiremos el próximo día, porque cuando alguien pensó en redactar uno de nuestros Evangelios, se acordó de cómo empezaba el Génesis – según la Septuaginta, claro – y fue y lo empezó igual. Y eso requiere cierto detalle. Por eso se ha dicho que la Septuaginta era el ejemplar del Antiguo Testamento hebreo que tenían todos todos los escritores evangélicos cuando escribían su Evangelio.

        La pregunta es: Sin mirar ningún libro, ni ninguna pantalla de ordenador, ¿sabe el lector decir de qué autor evangélico estamos hablando?

       

.

Enlace con el próximo día: La Septuaginta y Paternoster Row.

 

………. Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén», «La Salud» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En http://www.sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

Egipto antiguo 21 y Ptolomeo II Filadelfo 5  Egipto antiguo 21 y Ptolomeo II Filadelfo 5  Egipto antiguo 21 y Ptolomeo II Filadelfo 5

Egipto antiguo 21 y Ptolomeo II Filadelfo 5  Egipto antiguo 21 y Ptolomeo II Filadelfo 5  Egipto antiguo 21 y Ptolomeo II Filadelfo 5

Egipto antiguo 21 y Ptolomeo II Filadelfo 5  Egipto antiguo 21 y Ptolomeo II Filadelfo 5  Egipto antiguo 21 y Ptolomeo II Filadelfo 5

Egipto antiguo 21 y Ptolomeo II Filadelfo 5  Egipto antiguo 21 y Ptolomeo II Filadelfo 5  Egipto antiguo 21 y Ptolomeo II Filadelfo 5

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *