Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

El Sendero

………. Una descripción de lo que aquí llamamos “El Camino” es este poema, “El Sendero”. Es autobiográfico.

.

© Copyright Fernando Conde Torrens

.

A  A. B. de A. V.

 

.
La senda que nos refieren

los padres y los abuelos,

la senda del “Cristianismo”,

la senda que ellos siguieron,

no es la senda equivocada

mas no es camino completo.

Es válida en los principios,

cuando el humano es lobezno

y a los otros considera

ovejas del matadero.

Superados dos niveles

y mediado ya el tercero,

sin duda te darás cuenta

de que se acaba el sendero,

de que los “guías” no saben

cómo guiar la viajero

y que el camino que había

se ha borrado por completo.

No da la Felicidad

que buscas con tanto anhelo,

ni te conduce al dominio

de tu potencial interno

que tantos frutos produce.

Cuando al fin comprendas esto

será señal que tu más

habrá superado al menos

del Sumo Conocimiento.

Existen otros sistemas,

existen otros senderos,

existen otros lenguajes,

pero lo que sí asevero

es que habrá en esas mil sendas

temas que mucho me temo

sean siempre, fiel amigo,

de obligado cumplimiento:

Cierto nivel de bondad,

como requisito previo,

no vivir para comer,

sino practicar lo opuesto,

del juego no ser amigo,

ni borracho o mujeriego.

Vivir, pues, en este mundo,

mas con cierto desapego,

dando importancia a valores

que no los compra el dinero.

No tener mil enemigos

ni arisco temperamento,

ser generoso y no avaro,

y ser más sutil que denso,

optimista ante la vida,

confiado y no agorero,

con los demás tolerante,

ni fanático, ni hueco.

Estos valores de base

los potenciará el Sendero.

Y el Sendero ha de incluir

como primer mandamiento

confiar en uno mismo,

y hacer caso al Fondo Interno

más que a tantas tonterías

que aprendimos de pequeños.

Y tendrá por objetivo

dominar el pensamiento

y lograr que nuestra mente

no siga los derroteros

que a ella misma se le ocurren;

para lograr después de eso

silenciar la propia mente

y escuchar la Voz de Trueno,

que es una Voz que no suena,

se siente con todo el cuerpo.

Comunica la Verdad

y el cuerpo es consciente de ello.

Conectar con esa Voz,

eso es el Conocimiento.

Enseñar a conectar,

Meta de todo Sendero.

Decir que existe esa Meta,

eso hizo todo Maestro.

Lo que te cuento por tanto

es la clave del Sendero,

que no está contaminado,

por eso es claro y directo.

En los sótanos charlamos

y verás que no tenemos

ni liturgia, ni Escrituras,

ni tampoco, claro, clero,

porque estas cosas añaden

obstáculos al Sendero.

Y se corre así el peligro

de perder el Norte. Y ello

sería el fin del Camino.

En suma, que el Fondo Interno

es la clave del asunto.

Debe ser el Instrumento

que te permita volar

y sentir en dicho vuelo

que eres uno con el Alma

Primera de Universo.

………… El Sendero

El Sendero

   El Sendero. Cuadro de Muñoz Sola.

. El Sendero

. El Sendero

. El Sendero

………. Fernando Conde Torrens es autor de “Simón, opera magna”, “El Grupo de Jerusalén”, “La Salud” y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En http://sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

4 comentarios en “El Sendero”

  1. Juan fernando villa dice:

    Es impresionante! Todo lo q he leido en los textos de sabiduría y en el sendero es simplemente impresionante….

    Fernando, muchas muchas gracias por compartir estos escritos con todo el mundo q esta interesado en trascender el espiritu.

    1. Fernando Conde Torrens dice:

      Es muy buen síntoma por su parte, Juan Alfonso, que lo vea así. Debe ser sin duda un “buscador” avezado, que suelo decir. Siga buscando y “sintonizando”. Las poesías de “Textos” son para lograr esas “sintonías”. Una al día máximo y muy despacito, “llevándolas” adentro, “sintiendo” lo que se lee. Como hacíamos con las “galenas” antaño, moviendo el dial suavemente. Un abrazo.

  2. Sergio Rubiño Jiménez dice:

    Muy interno!!!! me gusta! 😉

    1. Fernando Conde Torrens dice:

      Me alegro, Sergio. Están puestos estos versos para que al leerlos despacio, dejando resbalar su contenido en el propio interior, provoquen resonancias y pase algo. Se puede intentarlo de nuevo, pasado un largo tiempo, si a la primera no pasó nada. Son artículos con truco, con sorpresa, si bien ésta no está garantizada.

      Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *