Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Puntos fuertes del Cristianismo El Conocimiento

Puntos fuertes del Cristianismo El Conocimiento

© Copyright  Fernando Conde Torrens

.

.

.

        Estamos un poco aburridos de reflejar los puntos débiles del Cristianismo. Hoy nos dedicaremos a los puntos fuertes, es de justicia. Si analizamos una ideología, hemos de indicarlo todo, los puntos débiles y los fuertes. Es evidente que cualquier ideología tiene aspectos positivos o nadie la haría suya con la esperanza de que agrade también a sus conciudadanos. Y nos estamos refiriendo al fundador de dicha ideología.

        Así pues, debemos analizar con cierto detalle y con rigor las bases positivas de nuestra ideología. Ya sabe el lector que en este blog elevamos preces al cielo, al Olimpo y adonde quiera que los dioses habiten, para que la futura ideología de Occidente sea el Conocimiento, como ocurre en gran parte de Oriente. Esta ideología era la que tenía más posibilidades de medrar y expansionarse allá por el año 310 de nuestra era, antes de la hecatombe nuclear ideológica que desencadenó Constantino.

        Aún, y ya dijimos que por pudor, no hemos presentado el Conocimiento en este ideológico blog, cosa que haremos sin gran tardanza. Pues bien, en el Cristianismo hay Conocimiento. O, para ser más precisos, hubo Conocimiento. Este aparente dualismo, Conocimiento que desaparece con el tiempo, requiere una explicación.

        Para demostrar que lo hubo, diré que la primera vez que pasó por mi mente montar una Web para hablar de algo, ese algo era el Conocimiento, al que tanta afición tengo. Y, empezando por el tejado, aunque no tanto pues es lo primero que uno debe registrar, el nombre de la Web debía ser algo ligado al Conocimiento, que en griego es “sofía”. Mezclado con la palabra inglesa para “originales”, que creo que es “originals”, salió el nombre de la Web “sofiaoriginals”, “originales de Sabiduría”. ¿Dónde? En los Evangelios.

        Y los primeros textos originales de Sabiduría colgados en ella fueron 5 textos de Conocimiento, supuestamente escritos por Juan y Santiago. Realmente escritos por una misma persona.

        No me duele, todo lo contrario, que en nuestra ideología haya Conocimiento, es bueno que lo haya. Desdichados de nosotros si en todos nuestros textos ideológicos no hubiera unos fragmentillos de Sabiduría que echarnos a la boca. Realmente, todos nuestros textos ideológicos deberían ser Conocimiento en estado puro.

        Así sería la cosa si quien hubiera fundado nuestra religión hubiera sido un Maestro del Conocimiento. Porque, pudiera pensarse, “¿qué menos que un Maestro para fundar la ideología de la sociedad que rige el mundo? Enseguida diremos que nada más disparatado que tal pensamiento. Lo último que haría un Maestro es intentar fundar una religión, con su casta sacerdotal, sus Tríadas o Trinidades, sus jerarquías y sus estatutos. Un Maestro pasa de organizaciones y se dedica a la enseñanza.

        Pero el Conocimiento es bueno, venga de donde venga, y en el Nuevo Testamento lo hay. Y es lo que más gustosamente mostré y colgué de una web jovencita y sin pedigrí, aún. Hoy, años más tarde, se han sumado otros muchos originales de Sabiduría, pero ahí están los más veteranos, los primeros, Juan y Santiago, mano a mano, con un enlace tímido para quien quiera asomarse a estas excepcionales joyas.

.

Puntos fuertes del Cristianismo El Conocimiento

.

        El que en nuestros textos ideológicos fundacionales haya Conocimiento significa que el autor de tales escritos era un Maestro del Conocimiento. Porque ese Conocimiento era suyo. Es descabellado pensar que el autor era suficientemente sabio como para percibir ese Conocimiento y reproducirlo, y al mismo tiempo suficientemente ignorante como para colocar, en la misma obra, la inmensa cantidad de barbaridades que colocó y que estropean el Conocimiento que había allí sembrado. Esto suponiendo que el autor es único.

        Desviándonos un tanto del objetivo del artículo, digamos que, si los autores fueran los que defienden las jerarquías de la Iglesia, habría que plantear que,

                o bien Jesús no era un Maestro, había oído una doctrina de Conocimiento y de allí extrajo el Conocimiento que hay en los Evangelios, añadiendo de su propia cosecha todas las barbaridades que adulteran y estropean la buena doctrina, lo cual deja muy mal al Fundador de “la única religión verdadera”,

                o bien el causante es el Evangelista, que era un supino ignorante y un osado oportunista, que al Conocimiento del Maestro añadió, por su cuenta y riesgo, las tremendas barbaridades sobre el infierno, el pecado y la fundación de una iglesia, la Cristiana. En cuyo caso estamos siguiendo una religión falsa, obra no de un Fundador que nada fundó, sino de alguien ideológicamente ignorante, organizador interesado y, en consecuencia, nada fiable.

        Tanto una hipótesis como otra dejan en mal lugar a nuestras creencias ancestrales. Pero es que la alternativa de un escritor único tampoco la favorecen, pues habiendo, como hay, barbaridades, ningún Maestro fundó organización universal alguna, ni mezcló verdades sabias con barbaridades, mejor aun, con monstruosidades, que son barbaridades elevadas al cuadrado. Por ello hay que deducir la intervención de dos manos en todo el Nuevo Testamento, tesis que aquí defendemos.

        El día próximo terminamos este tema.

.

Enlace al próximo artículo: Los puntos fuertes del Cristianismo 2.

.

………. Fernando Conde Torrens es autor de “Simón, opera magna”, “El Grupo de Jerusalén”, “La Salud” y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En www.sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

Puntos fuertes del Cristianismo El Conocimiento  Puntos fuertes del Cristianismo El Conocimiento  Puntos fuertes del Cristianismo El Conocimiento

Puntos fuertes del Cristianismo El Conocimiento  Puntos fuertes del Cristianismo El Conocimiento  Puntos fuertes del Cristianismo El Conocimiento

Puntos fuertes del Cristianismo El Conocimiento  Puntos fuertes del Cristianismo El Conocimiento  Puntos fuertes del Cristianismo El Conocimiento

Puntos fuertes del Cristianismo El Conocimiento  Puntos fuertes del Cristianismo El Conocimiento  Puntos fuertes del Cristianismo El Conocimiento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *